Cómo buscar casa para arrendar

Todo lo que tienes que hacer y también lo que tiene que evitar para conseguir tu casa ideal.

image

Buscar arriendo en Los Andes es una experiencia parecida a tener la mala suerte de que te toque participar en ‘Los juegos del hambre’, ya sabes: todos contra todos y solo puede quedar uno. Así que si quieres aumentar tus opciones para conseguir una buen casa en una buena zona a un buen precio, haz caso de estos consejos para convertirte en un ‘al-killer’:

First-mover Advantage
Es decir, ¡sé el primero! En este negocio de los arriendos, llegar pronto­­ –por no decir el primero— lo es casi todo, de modo que asegúrate de enterarte antes que nadie de las propiedades que salen al mercado. Para ello puedes crear alertas en los principales portales que utilizan las corredoras en Los Andes: Vivastreet, Economicos, Toctoc, Yapo, entre otros. Además, algunas agencias son muy activas en las redes sociales: seguirlas de cerca puede ayudarte a descubrir pisos antes de que aparezcan en los portales. De todas formas, intenta visitar la vivienda cuanto antes, pero ten en cuenta que…

¡Ser un pesado no aumenta tus opciones!
Efectivamente, has interiorizado que “quien no llora, no mama”, pero si te pasas y empiezas a actuar como quien merece una orden judicial de alejamiento por acoso. ¡No hace falta! Insiste lo justo para demostrar tu interés y compromiso, sé siempre educado e intenta adaptarte a las opciones de visita o reunión que te proponen, y siempre, siempre, siempre…

Ten todo a punto para ‘entrar a matar’

Una vez has visto la casa en arriendo que te interesa y has manifestado tu voluntad de arrendarlo, debes ser ágil respondiendo a las peticiones de información y pagos que la corredora te vaya solicitando. Son las siguientes:

-Carnet o pasaporte
-Evidencia de disponer de recursos suficientes para pagar el arriendo: Declaración de la renta y últimas declaraciones trimestrales de IVA o evidencia de saldo bancario si no puedes demostrar un trabajo.
-Recursos para poder hacer frente a un importe de hasta Tres veces la renta: uno mes de garantía , un 50 % de un mes de arriendo para honorarios de la corredora  y el mes en curso o parte equivalente, que se abona siempre en los 5 primeros días del mes.
-Una carta de recomendación del anterior dueño de la casa donde vivías es oro.

Arriesga lo justo al negociar
Las mejores propiedades tienen cola de candidatos, así que si has tenido la suerte o habilidad de ser el primero en optar a un arriendo, no te pases de listo y:

-Ni se te ocurra pretender regatear los honorarios de la corredora.
-Negocia siempre, pero no pretendas una rebaja de la renta superior a un 10%
-No cambies a mitad del proceso negociador aquellas condiciones o demandas que ya hayan sido aceptadas.

No Comments

Post A Comment