Cómo preparar los objetos frágiles para una mudanza

Cómo preparar los objetos frágiles para una mudanza

Mudarse a un nuevo hogar suele provocar en nosotros muchas emociones diferentes. Sentimos alegría por lo que vendrá, pero eso también suele mezclarse con una especie de nostalgia por las cosas que dejamos atrás. Antes de ponernos manos a la obra con la mudanza, es importante tener una planificación clara. Además, hay que darle a cada objeto la protección que requiere para que todas nuestras cosas personales lleguen sanas y salvas a nuestro nuevo hogar. Hoy queremos darte algunos consejos de seguridad para preparar los objetos más delicados y dejarlos listos para el día de la mudanza.

Pon una buena base

Si vas a transportar cristalería, asegúrate de que la parte baja de las cajas esté bien acolchada. Construye una base bien amortiguada para que los posibles golpes que pueden darse durante el transporte no dañen los objetos del interior de la caja. Puedes usar materiales como cartones resistentes o hacer bolas con papeles de periódico. Esto añadirá un extra de seguridad a la caja durante el transporte.

Protege los objetos individualmente y fíjalos en la caja

Procura no envolver objetos frágiles juntos para que estos no se rompan mutuamente. Es preferible envolverlos de manera individual con plástico de burbujas o algún material similar que sirva de amortiguador de los golpes. Recuerda que hay que organizar los objetos de manera que no se muevan durante el transporte, porque de este modo no se golpearán con el movimiento. Puedes rellenar los huecos con algún material resistente y ligero, como por ejemplo espuma de poliuretano o papel.

Escribe en la caja que el material es frágil

Recuerda apuntar en la caja que esta tiene contenido frágil, así será más fácil recordar que esas cajas no deben ponerse debajo de otras con mucho peso y que no pueden recibir golpes durante el transporte y la mudanza.

No Comments

Post A Comment