Inmobiliaria em Los Andes
Contacto 995665029

Noticias del mercado inmobiliario

Cinco consejos para alquilar una vivienda a estudiantes


Los universitarios necesitan unas condiciones especiales en los pisos que alquilan. Estas son algunas recomendaciones.

La demanda de alquiler compuesta por estudiantes ocupa una parte muy importante del mercado. Esta clase de inquilino tiene unas necesidades muy concretas respecto a la ubicación y características de la vivienda, tales como cercanía al centro universitario, buenas comunicaciones, habitaciones bien equipadas, etc. Es por ello que, a la hora de acondicionar un inmueble dirigido a este público, hay que tener en cuenta una serie de aspectos. Desde pisos.com te damos algunos consejos para acelerar la operación:

1. Dormir y estudiar. El dormitorio de un estudiante debe cumplir unos mínimos que aseguren un buen descanso y el entorno adecuado que invite a la concentración. Las habitaciones deben estar amuebladas con una cama cómoda y una mesa de escritorio combinada con una silla ergonómica. La existencia de este rincón de estudio es esencial para el día a día del estudiante. Si hay que sacrificar una cama de 135 por una de 90 debido a la escasez de metros cuadrados, valdrá la pena.

2. Almacenamiento extra. Más allá de un armario y una cómoda con suficiente capacidad para contener ropa de verano y de invierno, los estudiantes también miran con buenos ojos el hecho de tener estanterías o archivadores en los que poder organizar apuntes o libros de texto. En la cocina también tendrá que haber un frigorífico grande, dado que cuando se comparte piso entre varios estudiantes, es habitual que cada uno tenga su balda correspondiente en el mismo.

3. Conectado y reparado. Es esencial que la vivienda se ofrezca con la conexión a Internet instalada. Lo que se suele hacer es repercutir el gasto de la tarifa plana mensual en la mensualidad del alquiler, lo cual es más sencillo que hacer un cambio de titular. En lo que respecta a los electrodomésticos, hay que asegurarse de que, aunque no sean del todo nuevos, no den problemas. Los pequeños desperfectos deben ser solventados: fugas en los grifos, bombillas fundidas, enchufes que no funcionen, etc.

4. De un vistazo. Un detalle que los inquilinos de este perfil aprecian mucho, sobre todo si son extranjeros, es que el propietario les proporcione un mapa de la ciudad o algunas indicaciones referentes a dotaciones relevantes de la zona, tales como supermercados, paradas de metro y autobús cercanas o centros sanitarios y deportivos. Se trata de un pequeño detalle que demuestra el interés por hacer que los inquilinos se sientan cómodos en casa.

5. Contrato detallado. Cuanto más se afine con la definición del contrato, más claras estarán las bases del acuerdo entre las partes. Aspectos clave serán dejar constancia de la duración del alquiler, cómo se llevará a cabo la actualización de la renta, de qué manera se establecerá el pago mensual, si dentro de esta cantidad se incluyen los suministros o van por separado, si la fianza se depositará en la entidad regional correspondiente, si se adjuntará un inventario con el mobiliario y los electrodomésticos existentes, etc.




Fuente: ABC Inmobiliario

26/07/2018

Ultimas noticias